Experiencias

Rodolfo Salas: Facilitador y potenciador sobre conocimientos de liderazgo, estrategia, marketing y gestión de los negocios.

Fortalezas: Dirigir, inspirar e integrar a otros con una gran energía, Aceptar cambios de forma positiva, Desarrollar relaciones con otros, Ser más visible y Tener un alto grado de compromiso.

sábado, agosto 06, 2016

Consejos para saber adaptarse


El mundo de hoy es un cambio permanente. Sí, como lo fue siempre, pero mucho más rápido, es necesario saber cómo manejarse a tiempo para que la ola no nos pase por arriba. 

Gestionar el cambio

Si quieres cambiar la forma en que se comporta tu equipo, empieza por cambiar tu propia conducta. Tus acciones moldearán en que se comportan todos.
Cambia a los integrantes
Una de las formas más poderosas  de cambiar tu equipo es cambiar su composición.  Si introduces a alguien con una actitud nueva inculcas nueva fuerza en el grupo. Si alejas a alguien con actitudes negativas estás enviando señales de que algunas actitudes no se toleran.
Sé obsesivo con mejorar
El espíritu del equipo que deberías fomentar es de experimentación y excelencia. Esta es una paradoja esencial de alto desempeño entre la necesidad simultánea de apuntar a la excelencia y reconocer la importancia del error. Los equipo que no quieren cometer errores terminan no haciendo nada importante.
Comienza con lo que funciona y con lo que no funciona
El primer paso para  para mejorar el equipo es decidir en qué punto se encuentra. Aquí hace falta que cada uno brinda información para ayudar a que todos vean la realidad tal como es. Eso como punto de partida  es necesario para cambiar y brindar la base del diagnóstico de lo que se necesita.
Crear el plan para el cambio
El equipo sentirá a la vez  esperanza y susto. El propósito común debería dar un empuje inexorable y motivarlos para cambiar para mejor. Lo que puede motivarlos a la acción es quitarles el miedo y que reside en las crisis, en los fracasos y en perder ante los competidores.
No permitas acusaciones
Cada vez que te veas en la necesidad de hacer una revisión de lo actuado cuídate de que el equipo comience con las acusaciones a otros. El temor a ser acusado por colegas puede hacer que los integrantes escondan los problemas  y estos queden sin tratar y, por lo tanto, se van agrandando. Para luego tener consecuencias mucho mayores.
Diseña un futuro común
La fuente más importante de nuevas ideas y procedimientos para mejorar el equipo  es el equipo mismo. Involucrar a sus miembros asegura que cualquier cambio no sea solo teórico sino practicable. Hacer que el equipo genere ideas también aumenta la propiedad de los cambios.
Concéntrate en unas pocas áreas vitales de colaboración
Identifica las áreas de trabajo en equipo  que tienen mayor potencial para el cambio  y organiza la forma en que va a interactuar el equipo, explicando el rol de cada uno con un escalpelo más que con un hacha. Fija una serie de mejoras graduales que se puedan medir y evaluar por separado.
Los equipos aprenden mejor haciendo cosas juntos
Tu equipo necesita ensayar la metodología una y otra vez hasta que lo haga con naturalidad.  La manera más rápida de lograr que adopte  una nueva manera de comportamiento  es experimentar directamente los beneficios reales del nuevo método.
La excelencia es un hábito

Hay que entretejer las nuevas conductas en la trama  del equipo  reconociéndolas con recompensas y celebrando los logros colectivos. Con el tiempo y mediante repetidos ensayos y éxitos, el método compartido se convertirá en un hábito, una parte de la cultura del equipo.