Experiencias

Rodolfo Salas: Facilitador y potenciador sobre conocimientos de liderazgo, estrategia, marketing y gestión de los negocios.

Fortalezas: Dirigir, inspirar e integrar a otros con una gran energía, Aceptar cambios de forma positiva, Desarrollar relaciones con otros, Ser más visible y Tener un alto grado de compromiso.

lunes, agosto 29, 2016

Cómo integrar a los nuevos empleados


Los primeros días en un trabajo son clave, tanto para el nuevo empleado como para la organización. El nuevo empleado se formará sus primeras impresiones sobre sus funciones, sus compañeros de trabajo y la empresa, y parte de estas primeras sensaciones marcarán su futuro en la organización. Para abordar esta primera etapa clave desde la perspectiva de recursos humanos, un programa de iniciación de nuevos empleados eficaz ayuda a establecer un tono positivo, reduce el tiempo para asentarse en su nuevo rol, ajusta el equipo y convierte al nuevo empleado en un miembro productivo de la empresa.

Para asegurarse de que el nuevo empleado se sienta acogido, informado y con una actitud positiva acerca de la decisión de unirse a la compañía, Michael Page aporta 5 consejos claves en este artículo:

1. Tener un plan

Tener un plan estructurado con fechas de entrega durante las primeras semanas ayudará a evitar el estrés y hacer más fácil la nueva incorporación. Decidir de antemano qué van hacer y con quién se reunirán garantiza que el plan cubra toda las reuniones importantes, la formación y las obligaciones que van a necesitar para llevar a cabo la fase de iniciación. Esto ayudará a tu nuevo empleado a entender sus funciones, cuál es su lugar en la empresa y sus responsabilidades diarias.

2. Cubre las cuestiones básicas

Prestar atención a las necesidades básicas ayudará a que el primer día del nuevo empleado transcurra sin problemas y él se llevará una sensación positiva de la organización, al percibir que se había pensado en él antes de su llegada.

Michael Page recuerda los elementos clave que deben estar preparados antes de su llegada: el espacio de trabajo, los códigos de acceso, la dirección de correo electrónico y el acceso a la seguridad. Deles una vuelta por la oficina, pídales que completen cualquier papeleo que se necesite y cuénteles acerca de la cultura de la empresa, las horas de trabajo, los códigos de vestimenta y los periodos de cobro.

3. Sé accesible

Los nuevos empleados llegarán con muchas preguntas acerca de cómo realizar mejor sus funciones y encajar en la cultura del equipo. Anímales a que hagan preguntas y programa reuniones para ponerles al día. De esta forma demostrarás tu interés en su progreso y seguro que les es más fácil acudir a ti para aclarar cualquier duda que tengan. 

Después del periodo de iniciación sus preguntas cambiarán y madurarán, así que asegúrate de seguir siendo accesible a través de reuniones programadas para ayudarles a progresar en sus funciones.

4. Apuesta por las relaciones

La clave para el éxito de la nueva incorporación será lo bien que esta persona se integre en el equipo y entienda la cultura de la empresa. Proporciónale una visión general de cómo funciona la empresa, incluyendo las actitudes y valores que caracterizan su cultura. 

Haz un esquema de las relaciones jerárquicas de la empresa, así podrán entender su futura relación con las personas clave. En este sentido,Michael Page destaca la importancia de tu apoyo en el desarrollo proactivo de relaciones y contactos para acelerar el proceso de asentamiento y pertenencia de las nuevas incorporaciones.

5. Explíquele su papel

Para ayudar a involucrar al nuevo empleado, es importante que entienda cómo encaja su trabajo dentro de la empresa. Debes encontrar el equilibrio perfecto entre la información sobre sus tareas diarias con una explicación de cómo su papel contribuye a los objetivos globales de la empresa.

Para ello, si le explicas la estructura de la empresa la nueva incorporación podrá entender cómo encaja su figura y tendrá también una idea de las futuras oportunidades de progresar profesionalmente.