Experiencias

Rodolfo Salas: Facilitador y potenciador sobre conocimientos de liderazgo, estrategia, marketing y gestión de los negocios.

Fortalezas: Dirigir, inspirar e integrar a otros con una gran energía, Aceptar cambios de forma positiva, Desarrollar relaciones con otros, Ser más visible y Tener un alto grado de compromiso.

jueves, agosto 18, 2016

5 maneras de impulsar tu carrera con el mindfulness


La práctica del Mindfulness o de Atención Consciente está integrándose cada vez más en la medicina y psicología de occidente. De hecho, se la conoce como "la meditación contra el estrés", y tras los beneficios obtenidos en el campo médico y educacional, la práctica de esta técnica milenaria de tradición budista se ha extendido al mundo de los negocios y empresas como Apple, Yahoo, Starbucks o Google ya la utilizan.

¿Pero qué es el Mindfulness?

La Atención Consciente, Atención Plena o Mindfulness es una práctica en la que tomamos conciencia de las distintas facetas de nuestra experiencia en el momento presente. Podemos aprender a ser conscientes de cómo nos movemos, cómo nos sentimos (tanto física como emocionalmente), y cómo respondemos o reaccionamos ante cada momento de la vida. En otras palabras, es una forma sencilla y eficaz de meditar que te permite controlar tus pensamientos y comportamientos.

De hecho, los expertos la califican como una técnica excelente para reducir el estrés, ya que evita que te sientas fuera de control e impide que los pensamientos negativos se queden encallados. Por esta razón hay tantas empresas que están empezando a introducir esta práctica en sus oficinas.

¿Por qué se ha vuelto tan popular la atención en el lugar de trabajo?

La razón más importante por la cual empresas como Google la utilizan es para mejorar el rendimiento de sus empleados, aunque hay muchas otras razones para su uso, según Up SPAIN, empresa especialista en la gestión de beneficios para los empleados:

1. Reduce el estrés

El estrés es el principal enemigo del rendimiento y de tu salud. Aproximadamente dos tercios de las visitas hospitalarias se deben a problemas relacionados con el estrés, y el 75% de los gastos sanitarios están relacionadas con esta patología. Sin duda se trata de uno de los transtornos más populares del siglo XXI.

Y es que, como sabemos, el estrés puede causar presión arterial alta, cáncer, enfermedades del corazón, insomnio, depresión y ansiedad, entre muchos otros. Una de las misiones del mindfulness es aliviar el estrés, ya que promueve un estado relajado que favorece la claridad mental y la calma.

2. Mejora la capacidad de concentración

El mindfulness también mejora tu capacidad de concentración en todos los ámbitos, ya que aprendes a evitar distracciones y a abandonar el hábito de la multitarea - otro de los enemigos de la productividad-. Al final, una mente enfocada y concentrada es una mente productiva.

3. Aumenta la creatividad

La creatividad depende de tu estado mental. La Atención Plena intenta derrocar los pensamientos negativos de las personas y centrarse en el pensamiento creativo y la expresión personal. El hecho de que la atención se centra en "el ahora" libera la creatividad del individuo, cosa que puede beneficiarte a nivel personal y profesional. 

4. Apela a la inteligencia emocional

La inteligencia emocional es un intangible, pero afecta a nuestra forma de comportarnos, de pensar, de gestionar nuestras emociones y de tomar decisiones: es la capacidad para reconocer y comprender las emociones en uno mismo y de los demás y utilizar este conocimiento para hacer una buena gestión de las emociones y de tus comportamientos.

En este sentido, la técnica del Mindfulness apela directamente a la inteligencia emocional en sus prácticas.

5. Mejora la empatía y las habilidades sociales

Un reciente estudio de la Universidad Harvard revela que hay fuertes conexiones entre la atención y la conducta social. Las personas analizadas en el estudio, y que a su vez habían practicado o practicaban la meditación mostraron compasión y bondad hacia los demás en un 50% más de casos que los que no la habían practicado nunca.