Experiencias

Rodolfo Salas: Facilitador y potenciador sobre conocimientos de liderazgo, estrategia, marketing y gestión de los negocios.

Fortalezas: Dirigir, inspirar e integrar a otros con una gran energía, Aceptar cambios de forma positiva, Desarrollar relaciones con otros, Ser más visible y Tener un alto grado de compromiso.

sábado, agosto 20, 2016

Comprometerse con el trabajo, una actitud que crece

Alrededor del mundo, el compromiso de los empleados, indicador crítico de negocio, se está incrementando, según el Estudio Global de Compromiso Aon Hewitt 2016, que representa los puntos de vista de más de 9 millones de empleados en más de 1000 empresas en 164 países. A pesar de la difícil situación e incertidumbre económica en algunas regiones, y de los complejos desafíos de negocio que afrontan los países, el Índice Global de Compromiso de los Empleados se incrementó en tres puntos, de 62% a 65% en el último año.

Esta es buena noticia para los CEO, directores de Recursos Humanos y quienes desempeñan roles de liderazgo en las organizaciones. Si tenemos en cuenta los últimos cuatro años, el compromiso de los empleados ha subido seis puntos, siendo que la mitad de ese incremento ocurrió en el pasado año.

El concepto de compromiso de los empleados a menudo se confunde con satisfacción; sin embargo, la definición verdadera tiene un significado más profundo. El compromiso en los empleados se define como "el estado emocional y racional de los empleados que los motiva a dar lo mejor de sí en el trabajo, contribuyendo positivamente con los resultados del negocio".

El estudio muestra que sólo cerca del 50% de los empleados reportaron individualmente conocer qué es el compromiso de los empleados. Sin embargo, lograr que todos los empleados entiendan qué es el compromiso y cuál es la responsabilidad de que cada persona sea dueño de su propio compromiso es un primer paso crítico para que una organización pueda crear una cultura de compromiso.

El compromiso de las personas se manifiesta a través de tres componentes: el hablar favorablemente de la organización, la intención de permanecer y la de contribuir dando el mejor esfuerzo. Estos tres elementos del índice de compromiso han mejorado. 

El "hablar" mejoró dos puntos, a un 69% favorable. El "permanecer" también se incrementó en dos puntos, a un 60% favorable. El "contribuir" tuvo el mayor aumento positivo, de 61% a 64%.

En cuanto a los diferentes niveles de compromiso, una cuarta parte de todos los empleados se ubica dentro de la categoría "Altamente Comprometidos" y otro 40%, en la categoría "Moderadamente Comprometido", comparado con el año anterior cuando el 22% de los empleados encuestados estaban "Altamente Comprometidos" y 40% estaban "Moderadamente Comprometidos".

En cuanto a los factores que influyen en el compromiso, el estudio encontró que los impulsores con mayor impacto fueron remuneración y reconocimiento, las oportunidades de carrera y la propuesta de valor al empleado.

Cuatro de las cinco regiones encuestadas tuvieron tendencias favorables. Asia Pacífico tuvo la mayor mejoría, con una mejora de cinco puntos (de 60% a 65%). Europa tuvo un ligero incremento de dos puntos (de 58% a 60%), mientras que América del Norte (de 64% a 65%) y América latina (de 71% a 72%) tuvieron un incremento de un punto. África es la única región que descendió, al bajar tres puntos de 62% a 59%.

Si bien América latina, con un 72% continua teniendo el índice de compromiso más alto a nivel global, se observa un estancamiento en el indicador, dado que se mantiene igual desde hace cinco años.

En la Argentina, el nivel de compromiso de los empleados resultó ser 56%, dos puntos porcentuales superiores al año anterior, siendo el valor más bajo de la región. Localmente, el impulsor con mayor impacto en el nivel de compromiso fue remuneración y reconocimiento, seguido por oportunidades de carrera.

Las mejoras en el compromiso de los empleados a nivel global son buenas noticias para los líderes que buscan ejecutar su plan de acción organizacional. La realidad, sin embargo, es que la velocidad de los negocios se incrementa, junto con una cada vez mayor interconexión entre los países y las economías, lo cual aumenta la complejidad de los negocios.

Si bien existen factores fuera del control de las organizaciones, lo que se puede gestionar con apropiado esfuerzo es cómo los empleados perciben y "viven" su trabajo. Esta es una de las principales razones por las que las organizaciones que valoran a sus empleados como su activo más importante implementan estrategias para "escuchar continuamente," y así poder tener un mejor entendimiento de la experiencia de las personas.

Fernando Troilo. Gerente de Talento y Compensaciones de Aon Hewitt