Experiencias

Rodolfo Salas: Facilitador y potenciador sobre conocimientos de liderazgo, estrategia, marketing y gestión de los negocios.

Fortalezas: Dirigir, inspirar e integrar a otros con una gran energía, Aceptar cambios de forma positiva, Desarrollar relaciones con otros, Ser más visible y Tener un alto grado de compromiso.

jueves, marzo 09, 2017

Desmontando mitos sobre los Millennials y Generación Z: ¿cómo son realmente?


Mucho se ha escrito sobre la que está siendo y será, según algunas estimaciones, la principal fuerza de trabajo: los Millennials. Algunas de las afirmaciones que se han relacionado con esta generación es que se trata de jóvenes con poco compromiso, grandes expectativas profesionales y gran interés por las nuevas tecnologías. Sin embargo, ¿cómo son realmente los Millennials y qué les diferencia de la Generación Z?

Los estudios se contradicen. Mientras que algunas encuestan revelan un problema de fidelización en empleados pertenecientes a la generación Millennial –que registran altas tasas de rotación en las empresas y una manifiesta intención de no permanecer en las mismas más de tres años-, otras señalan importantes cambios en las perspectivas de futuro de estos trabajadores jóvenes que parecen haber modificado sus aspiraciones hacia un entorno laboral más estable que hace unos años. Una senda que parece seguir los de la Generación Z, a los que se le atribuye un alto perfil internacional. Pero ¿qué es cierto y qué no lo es?

Un artículo publicado en INC ha recogido algunos de los mitos que continúan acaparando estas dos generaciones de empleados que, no obstante, sí marcarán el rumbo del trabajo en el futuro.

El primero de ellos se relaciona con una falta de compromiso con el trabajo. De ellos se dice que son jóvenes demasiado preocupados por dominar las nuevas tecnologías por lo que les hace vulnerables a nivel comunicativo y social y, sin embargo, se trata de una de las generaciones que mejor maneja las redes sociales, unas plataformas cuyo fin es curiosamente la comunicación.

Parte de estos falsos mitos parten de la fricción que se ha generado entre los responsables de las organizaciones, nacidos en tiempos en los que la idea de Internet sólo estaba en la mente de grandes genios. Pero estos sesgos no hacen otra cosa que entorpecer el flujo natural que todo proceso de adaptación requiere.

Tal y como refleja el libro “The Gen Z Effect” de Thomas Koulopoulos, fundador de Delphi Group, y Dan Keldsen, sólo hay tres diferencias estadísticamente significativas entre los trabajadores del conocimiento nacidos antes y después de 1980: sus actitudes hacia la jubilación, la propiedad intelectual y su volumen de comunicaciones digitales. Sin embargo, incluso en este caso, “la diferencia no es tan dramática como se podría pensar, y se está cerrando rápidamente”, señalan los autores.

En primer lugar, mientras que el 50% de los nacidos antes de 1980 esperan retirarse en algún momento, sólo el 20% de los Millennials manifestaron esta intención.

En segundo lugar, el grupo demográfico más joven era dos veces más propenso a rechazar los derechos de propiedad intelectual, como los derechos de autor y las patentes.

Y, por último, el número total de comunicaciones globales individuales (textos, mensajes, imágenes, mensajes, teléfono, cara a cara), fue significativamente mayor entre el grupo post 1980.

No obstante, basándose en las respuestas, los expertos estiman que, en un plazo de 10 a 15 años, no habrá prácticamente ninguna diferencia, incluso en estas actitudes. De hecho, en la actualidad más del 70% de todos los grupos de edad son dependientes de su dispositivo móvil.

En pocas palabras, estamos convergiendo hacía, lo que estos autores llaman, el efecto del Gen Z, un mundo post-generacional donde todos comienzan a adoptar costumbres comunicativas comunes ligadas a la tecnología, y no sólo en el trabajo, también en lo referido al ocio y el entretenimiento.