Experiencias

Rodolfo Salas: Facilitador y potenciador sobre conocimientos de liderazgo, estrategia, marketing y gestión de los negocios.

Fortalezas: Dirigir, inspirar e integrar a otros con una gran energía, Aceptar cambios de forma positiva, Desarrollar relaciones con otros, Ser más visible y Tener un alto grado de compromiso.

martes, noviembre 22, 2016

"Sully" la importancia del factor humano


Clint Eastwood narra en “Sully”, película estrenada en los cines españoles la semana pasada, la  hazaña que Chesley “Sully” Sullenberger llevó a cabo en enero del 2009, amerizar sobre las frías aguas del río Hudson, salvando la vida a todos los que iban a bordo.

El 15 de enero de 2009 sucedió lo que posteriormente se conocería como  el  "Milagro en el Hudson", un accidente que podía haber acabado en tragedia de no ser por el piloto norteamericano Chesley Burnett "Sully" Sullenberger (Tom Hanks en la película). Este hombre logró realizar una peligrosa maniobra con éxito: amerizar de emergencia un Airbus A320 en las heladas aguas del río Hudson, después de que una bandada de gansos canadienses se cruzó en su camino y el impacto inutilizara los dos motores.

Sully, que se vio obligado a tomar drásticas medidas para evitar una muerte segura, logró, con su destreza y autocontrol,  salvar la vida de los 155 pasajeros y tripulantes que iban a bordo. Tras esta asombrosa hazaña sin precedentes, el piloto se convertiría en un héroe nacional. Sin embargo, posteriormente la Junta Nacional de Seguridad del Transporte efectuó una investigación para comprobar si su decisión había sido la más acertada o si, por el contrario, disponía de alternativas más prudentes como regresar al aeropuerto de origen en La Guardia.

En la encuesta en torno a lo acaecido en ese amerizaje  de emergencia, se enfrenta  la experiencia de un piloto que toma una decisión en base a sus conocimientos y circunstancias frente a los resultados que ofrece una simulación virtual de los hechos. La conclusión de dicha investigación muestra que el factor humano es clave, que no se puede olvidar y que las emociones juegan un papel fundamental, especialmente a la hora de tomar decisiones en situaciones de crisis.

En la  película se reconstruye el accidente, la investigación posterior y la repercusión que ambos hechos tuvieron en la vida del piloto, un hombre sencillo, que se encontró por un lado siendo alabado por el público como un héroe y por otro cuestionado profesionalmente por la decisión tomada.

La película nos muestra que:

1.- Es necesaria la preparación para enfrentarnos con éxito a situaciones de crisis. En el momento en el que tanto el piloto como el copiloto son conscientes del fallo de los dos motores no pierden la calma. Reaccionan con serenidad y comienzan a tomar las medidas que recogen los protocolos establecidos para hacer frente a este tipo de situaciones.

2.- La experiencia, la formación  y la creatividad son  factores fundamentales para tomar decisiones. Al fallar  las primeras alternativas obvias, intentar aterrizar en los aeropuertos más cercanos, el piloto decide, en pocos segundos,  optar por una maniobra arriesgada pero que considera que se ha convertido en su única posibilidad: amerizar en el rio Hudson.

Chelsey Sullenberger al relatar lo ocurrido decía: “En 40 años y más de 20.000 horas de vuelo nunca sabes si vas a estar preparado para un desafío así. Un día te lo encuentras y tienes 208 segundos para solventarlo. Nunca había afrontado el fallo de un motor en vuelo. Llevaba 40 años volando, 30 de ellos como piloto comercial. En ese tiempo haces cursos para saber cómo reaccionar, planificas, tratas de prever emergencias,…. Y de pronto, los motores dejan de funcionar. Estás entrenado para lo que pasa, pero cuando esto pasa es un shock. Te toca echar mano de tus conocimientos de una manera totalmente nueva  y sin tiempo que perder. Y eso hice”.

3.- Las emociones y su control son centrales para abordar situaciones de crisis.

4.- La labor de equipo es trascendental para el éxito. Todos desde el copiloto, la tripulación, los pasajeros que no se dejaron llevar por el pánico hasta todos los medios que rápidamente acudieron al rescate trabajaron como un equipo con un objetivo común: evitar que se produjesen víctimas.

5.- El papel central del líder en estas situaciones. La preocupación del capitán “Sully”en todo momento fue garantizar la seguridad y supervivencia de todos los que dependían de él. Supo tomar decisiones con serenidad, fue el último en abandonar el avión, una vez que confirmó que todos los pasajeros y tripulación habían abandonado el interior de la misma y no se quedó tranquilo hasta que tras su rescate no se aseguró de que todos los pasajeros habían sobrevivido.