Experiencias

Rodolfo Salas: Facilitador y potenciador sobre conocimientos de liderazgo, estrategia, marketing y gestión de los negocios.

Fortalezas: Dirigir, inspirar e integrar a otros con una gran energía, Aceptar cambios de forma positiva, Desarrollar relaciones con otros, Ser más visible y Tener un alto grado de compromiso.

sábado, febrero 04, 2017

6 maneras de ser mejor líder mostrando tu lado humano


Cada vez más expertos señalan a la autenticidad como un valor fundamental en el éxito profesional. De hecho, muchos de ellos ven en ella la clave que explica la razón de que Donald Trump ganara tantos adeptos, a pesar de sus numerosos escándalos. No obstante, ser uno mismo en un entorno atado a normas estrictas, rompiendo los moldes tradicionales, supone un riesgo y no siempre una garantía de éxito, si no se encuentra bien enfocado.

Ser natural en las formas permite adquirir la cercanía suficiente con las personas, para crear la confianza que se necesita a la hora de liderar un equipo. Sin embargo, esta confianza debe tener límites definidos para que no se cree una relación donde se confunda al líder con un amigo o compañero. Los líderes son guías, personas preparadas que saben escuchar y alentar a su personal para que potencien sus talentos, pero en ningún caso deben convertirse en personas cuyo liderazgo sea confundido con “amiguismos” o confianzas malentendidas.

Dado este riesgo, la autenticidad trabaja sobre una delgada línea que define a una persona como accesible pero profesional de esperpéntica y sin calidad para ser un referente. Entonces, ¿cuáles son aquellos aspectos cosas que definen a los profesionales cercanos, auténticos y naturales? Un artículo publicado por INC ha destacado las 6 áreas en las que un líder debe trabajar para conseguir ese componente “humano”.
  1. Desarrollo de la confianza: Cuando se dice la verdad, se es fiel a uno mismo. Para hacerlo de manera consistente hay que empezar por confiar en las propias decisiones, especialmente cuando estas tienen que ver con propuestas ajenas.
  2. Aumento de la integridad: Hacer lo correcto siempre es una garantía de respeto. Saber cuándo uno cometió un error y saber reconocerlo demuestra profesionalidad. Ser integro va más allá de si se consiguen los objetivos o no de la empresa, y parte de una necesidad por cumplir una misión personal que esté alienada con valores como el respeto, la comprensión y el rechazo a las malas prácticas profesionales, provengan de dónde provengan, especialmente cuando nacen de unos mismo.
  3. La resolución de problemas: La honestidad es un signo de madurez. Aprender a no postergar la solución a un problema o conflicto, sólo por evitar la incomodidad que su tratamiento provoca permite avanzar a los implicados en una mejora de su relación profesional. Si, además, esto se hace desde una sinceridad abierta, directa y respetuosa los problemas no se volverán en crisis insalvables debido al tiempo transcurrido.
  4. Desarrollo del potencial: Los auténticos líderes llegan a la parte superior de la pirámide debido a que son capaces de confiar en sí mismos para hacer lo que saben que es correcto. Siguiendo su brújula moral interna, sin ceder a las opiniones de los demás, consiguen controlar su destino.
  5. Refuerzo de la autoestima: Confiar en sí mismos para tomar las decisiones correctas conduce a una mayor confianza en sí mismo y un aumento de la autoestima. Los líderes auténticos ven el vaso medio lleno, lo que revierte en un aumento de su alegría y vitalidad.
  6. Disminución del estrés: La conjunción de las cinco variables anteriores permiten generar un estado de ánimo positivo, que alimenta una fuerza interior que revierte en una mejora a la hora de enfrentar crisis, problemas y situaciones imprevistas sin que el estrés haga mella en la forma en la que trabajamos y los resultados que obtenemos. 
Fuente: Equipos y Talento

2 comentarios:

Isabel Londoño dijo...

Excelente post, un buen líder antes que todo es un ser humano, una persona que vive y siente. Con momentos de asertividad y desacierto. Y sin embargo con todo ello, nos motiva e impulsa a seguir adelante

Rodolfo Salas dijo...

Gracias Isabel por tu valioso comentario.
Sigue adelante!!!
Saludos cordiales, Rodolfo.