Experiencias

Rodolfo Salas: Facilitador y potenciador sobre conocimientos de liderazgo, estrategia, marketing y gestión de los negocios.

Fortalezas: Dirigir, inspirar e integrar a otros con una gran energía, Aceptar cambios de forma positiva, Desarrollar relaciones con otros, Ser más visible y Tener un alto grado de compromiso.

jueves, septiembre 15, 2016

Los motivos por los que hay que estar reinventándose continuamente

En un mundo donde las nuevas tecnologías se multiplican a paso acelerado, es fundamental anticiparse a los cambios y adaptarse con facilidad para poder prosperar. Es lo que algunos llaman estar en “estado BETA”. Be Beta es precisamente el lema de la II Edición de World of Business Madrid , el evento de Management más importante de España y que este año vuelve a celebrarse en el emblemático Teatro Real los próximos 18 y 19 de Octubre.

Se trata de explicar cómo tanto las organizaciones como las personas deben reinventarse constantemente; experimentar y aprender; identificar nuevas oportunidades, explorarlas rápidamente y avanzar.

Wobi (World of Business Ideas) pretende demostrar así que en este mundo, el emprendedor, el que experimenta, el que arriesga es el que triunfa, es decir estar en el permanente estado beta.

Algunas de las claves en este proceso son:

Año del individuo: aprovecha el poder de los empleados y clientes para desarrollar nuevos productos y nuevos métodos de trabajo.
Disrupción: desarrolla culturas capaces de generar cambios en productos existentes, mercados y/o maneras de trabajar.
Engagement: crea organizaciones que están activamente conectadas, en tiempo real, y que usan los conocimientos para impulsar la toma de decisiones.
Agilidad: crea organizaciones flexibles que toman decisiones rápida y eficientemente, que pueden cambiar de dirección si lo necesitan, y que pueden maximizar la información y el insight que el canal digital les ofrece.
Emprendedorismo: potencia la experimentación y la toma de riesgo razonable. Acepta el fracaso como parte necesaria de un negocio en beta.

El éxito empresarial es en gran parte como el éxito científico, el fallar y volverlo a intentar es esencial para lograr un resultado óptimo. Además de ello, muchas veces llegamos a lo que conocemos como serendipia o “éxito no esperado”, probando posibles maneras de negocio. 

“La unidad de progreso es el aprendizaje, que mediante sucesivos experimentos permite detectar si el negocio será sustentable a largo plazo”, explica Eric Ries, un referente indiscutido para quienes adoptan la filosofía “Be Beta”.
Eric Ries se inspira en el sistema de pensamiento sobre la fabricación originado en Japón, conocido como “lean manufacturing”, que apunta a identificar el desperdicio y eliminarlo. Él es defensor a ultranza de lo que denomina “mínimo producto viable” (MPV), para comenzar el proceso de aprendizaje. Una apuesta que no demanda grandes inversiones, pero que ayuda a detectar si el negocio es viable. El propósito fundamental de su metodología es lanzar productos con más frecuencia, iteración y cambio, para luego identificar científicamente lo que funciona y lo que no. Crear productos y servicios cada vez mejores, que cambien la forma en que vivimos. Ése es el desafío al que apuestan compañías que ubican a la innovación en el centro de su estrategia. Esa búsqueda de la innovación implica, en muchos casos, cambiar formas de pensar tradicionales y encarar problemas de modos poco ortodoxos.