Experiencias

Rodolfo Salas: Facilitador y potenciador sobre conocimientos de liderazgo, estrategia, marketing y gestión de los negocios.

Fortalezas: Dirigir, inspirar e integrar a otros con una gran energía, Aceptar cambios de forma positiva, Desarrollar relaciones con otros, Ser más visible y Tener un alto grado de compromiso.

martes, septiembre 20, 2016

4 factores potenciadores que sirven de impulso para mejorar la competitividad en las empresas pymes


El propósito de este artículo es de mostrar la importancia de los 4 factores potenciadores que sirven de impulso para mejorar la competitividad en las organizaciones pymes.  Ellos, son: liderazgo, emociones, clima laboral y compromiso.

¿Por qué cambiar es clave?

Todos los empresarios y colaboradores que se sientan identificados con la realidad que nos toca vivir, tienen que ser los verdaderos protagonistas del nuevo paradigma de la gestión empresarial de las empresas pymes que requiere ante todo, un cambio radical de mentalidad.

Muchas veces sucede que el personal no está capacitado técnicamente y no conoce las últimas tendencias tanto en el producto como en la tecnología aplicada para satisfacer las necesidades de clientes.

De tal manera, no se pueden distinguir realmente las necesidades del cliente y, a su vez, no se pueden ofrecer soluciones que generen valor y, por supuesto repercute en las ventas.

Si la empresa pyme ofrece a los empleados trabajos mejores y más satisfactorios, aumenta su capacidad de ser una firma más efectiva.

Es por esa razón, que cambiar es clave para poder superar los obstáculos. Y ahora, se presenta la oportunidad para reenfocarse en lo que tu empresa hace bien o podría hacerlo mejor.


La empresa pyme exitosa tiene que vender primero el trabajo a los empleados antes de vender a sus clientes.

En tiempos de cambio, solo tus clientes externos e internos pueden ayudarte, trátalos muy bien y disfrutarás entonces de mejores momentos.


Entonces, quienes no se preparan para estar capacitados, ni se informan y actualizan permanentemente, corren el riesgo de quedarse inmovilizados en el camino.

En cuanto al contenido de este artículo está compuesto por diversos disparadores para debatir que surgen de mi amplia experiencia como líder y colaborador. A su vez, son un fiel reflejo de la vida empresarial en las pymes, los mismos se proponen a continuación:    

Liderazgo

¿Qué tipo de líder se adapta mejor en las empresas pymes?

En un mundo que crece a un ritmo acelerado, un mercado cada vez más competitivo y veloz, y con consumidores hiperconectados, infieles e informados.

Entonces, el liderazgo pasa a convertirse en un imperativo para las empresas pymes.

De este modo, se necesita un líder fuerte que debe ser fiel a un conjunto de valores fundamentales que son el sustento del verdadero ejercicio de liderazgo en las empresas pymes, como son: la integridad, el respeto por el individuo, la calidad de los productos y servicios y la satisfacción de los clientes. Todos ellos, deben permanecer vigentes cuando el negocio cambia y se flexibiliza.

Emociones

¿Qué es la Inteligencia Emocional?

En su libro, “La Inteligencia Emocional en la Empresa”, Daniel Goleman ha definido a la inteligencia emocional como la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los ajenos, de motivarnos y de manejar bien las emociones,  en nosotros mismos y en nuestras relaciones.

De esta definición, se ha considerado cinco aptitudes emocionales, clasificadas a su vez en dos grandes grupos:

Aptitudes personales: son las que determinan el dominio de uno mismo y comprenden las siguientes aptitudes:

1. Autoconocimiento.
2. Autorregulación.
3. Motivación.

Aptitudes sociales: son las que determinan el manejo de las relaciones y comprenden las siguientes aptitudes:

1. Empatía.
2. Habilidades sociales.

De este modo, la aptitud emocional es una capacidad  basada en la inteligencia emocional, que origina un desempeño laboral sobresaliente.

Para lograrlo, hora a hora, día a día, semana a semana, los gerentes y dirigentes deberán manejar su liderazgo de manera muy acertada, en el momento preciso y en la medida justa porque la paga es muy dura: son los resultados.

Clima laboral

¿Cuáles son los factores que influyen para generar un clima laboral positivo en la organización pyme?

Los factores clave que influyen en el ambiente de trabajo de la organización pyme, son los que se detallan a continuación:

1.Flexibilidad,  qué  tan  libres  se  sienten  los  colaboradores  para innovar sin inconvenientes.
2.Sentido de responsabilidad hacia la organización.
3.Niveles de estándares que la gente establece.
4.Sentido de adecuación del “feedback”- retroalimentación - sobre el rendimiento y la aptitud de las recompensas.
5.Claridad que tiene la gente acerca de la misión y sus valores.
6.Nivel de compromiso con un propósito común. 
7.Los empleados deben sentirse cómodos en el espacio de trabajo.

¿Se puede contar en las pymes con una apropiada gestión del capital humano?

Para alcanzar la rentabilidad deseada en la realidad empresarial pyme, la hoja de ruta deberá desarrollar la estrategia competitiva en una esencial gestión del capital humano: conocimientos, habilidades y experiencias de los colaboradores de una empresa.

Cabe mencionar, que el capital humano es el conjunto de conocimientos, habilidades y experiencias de los colaboradores de una empresa pyme, siendo  el único activo apreciable. Los otros activos (edificio, planta, equipo, maquinarias, etcétera) comienzan a depreciarse desde el día en que son adquiridos.

Cuando la atmósfera laboral es satisfactoria, el personal está comprometido ya que se observa más interés. Así, los individuos trabajan mejor y se quedan más tiempo en la empresa pyme.

Compromiso

¿Es dificultoso conseguir empleados comprometidos con la organización pyme?

Según un estudio de la empresa Gallup, la situación socio-económica ha llevado a las principales empresas del mercado a identificar la importancia y la necesidad de contar con empleados comprometidos, con talento y apasionados de su trabajo.

Cuando un empleado trabaja contento no tiene por qué ser un empleado comprometido, ya que tener empleados contentos es posible, lo dificultoso es conseguir empleados comprometidos con la organización pyme, y dispuestos a contribuir de forma activa a la consecución de los objetivos de la empresa. 

Como conclusión para revitalizar la empresa pyme, el próximo paso será a partir de este disparador:

¿Qué prácticas de liderazgo se pueden llevar a cabo en tu empresa pyme para que las personas estén dispuestas a comprometerse?

Las mejores prácticas de liderazgo se identifican como causantes del desempeño organizacional, desarrollando encuestas a empleados y ejecutivos para medir su uso en las organizaciones pymes.

Este proceso requiere determinar un índice de “madurez” de 1 a 5 para cada práctica. Un índice de 1 en habilidades ejecutivas, por ejemplo, indica un mal desempeño (baja madurez); un índice de 5 indica un sólido desempeño (alta madurez).

Ahora bien, veamos el formato de la encuesta que se realiza tanto a los gerentes como a los empleados, detallándose a continuación:

Modelo de encuesta

Instrucciones: evaluar en cada afirmación, utilizando una escala de 1 a 5 (1, muy en desacuerdo; 2, en desacuerdo; 3, neutral; 4, de acuerdo; 5, muy de acuerdo). Indicar para cualquier punto en el que no esté seguro, y marcar la casilla “No está seguro/No sabe” cuando corresponda. 


     Prácticas de Liderazgo      Calificación   No está      Seguro
        (1 a 5)    /No Sabe
La comunicación entre gerente y empleado es abierta, en ambos sentidos.
Los gerentes reciben las sugerencias de sus empleados.
Los gerentes trabajan de acuerdo a los valores organizacionales y ofrecen un buen "feedback".
Los empleados son tratados con respeto.
Los gerentes resuelven los problemas en forma rápida.
Los empleados son reconocidos por sus logros y tienen posibilidades de ascender.
Los gerentes fomentan el trabajo en equipo.
Se evalúa el desempeño de los empleados de una manera justa.
Se preocupan los gerentes por el bienestar de los empleados.
Los gerentes promueven la capacitación práctica de sus empleados.



Cabe destacar que la interpretación será precisa sólo si las repuestas son honestas y las personas en la organización están de acuerdo con su evaluación.

De esta manera, se pueden interpretar los resultados sobre si hay o no coincidencia de la forma como el gerente percibe al empleado y viceversa. Y en una entrevista individual entre el gerente y el empleado, se analizan los resultados y los planes de mejora.


Las empresas más exitosas serán aquellas que gestionen a sus empleados como los activos más importantes de la organización pyme.


Rodolfo Salas