Experiencias

Rodolfo Salas: Facilitador y potenciador sobre conocimientos de liderazgo, estrategia, marketing y gestión de los negocios.

Fortalezas: Dirigir, inspirar e integrar a otros con una gran energía, Aceptar cambios de forma positiva, Desarrollar relaciones con otros, Ser más visible y Tener un alto grado de compromiso.

miércoles, febrero 29, 2012

Redes sociales y búsqueda de empleo

“Si te despiden, aprende a hacer networking en las redes sociales”, esta es la máxima que he constatado que se repite desde hace algunos meses en los principales portales de interacción social (Facebook, Linkedin, Tuenti, Twitter, entre otros). Todas las redes sociales y especialmente linkedin están reforzando su actividad y mejorando su usabilidad y sus enlaces para favorecer la búsqueda y la interacción entre la oferta y la demanda de empleo. Sin embargo me sigo preguntando: ¿son las redes una buena herramienta para encontrar empleo?, y, ¿han cambiado el método tradicional de búsqueda? En todo caso hacer uso de las redes sociales en un proceso de búsqueda es algo que se ha convertido en necesario, lo que no significa que sea suficiente.

Los análisis que se han realizado hasta este momento (Ocio Networks y otros) sobre hábitos en internet, revelan que casi 9 de cada 10 usuarios españoles definen la red como una buena fuente de información y una gran mayoría la considera como una herramienta muy práctica para la formación y el desarrollo profesional. También constatan que el 73% e los internautas forman parte de alguna red social. Sin embargo desarrollar un proceso de búsqueda de empleo no es tan fácil como parece.

“Si tu CV es un asco, por mucho que lo coloques en una red social seguirá siendo un asco”, opina Enrique Dans, profesor del Instituto de Empresa. De igual forma que si no se ha practicado normalmente el networking y se ha vivido encerrado en una “burbuja”, no se puede pretender tener éxito inmediato en las actividades de networking orientadas a la búsqueda, sí no se ha sido activo anteriormente en la red, no tiene mucho sentido pasar del nada al infinito en un momento de búsqueda y esperar resultados rápidos.

Hay que trabajar en la red de la misma forma que se trabaja en el resto de actividades de networking. Es algo que debe de crearse, alimentarse y gestionarse en el tiempo. Sigo parafraseando a Enrique Dans; “Las redes sociales no convierten los perfiles en mejores ni en peores sino que les dan una visibilidad determinada y, sobre todo, permiten que otros puedan referenciar la información que se detalla, hablar de ti o incluso vincularte”. Las redes sociales hay que percibirlas como meras plataformas de comunicación, que permiten dirigirse a terceras personas cuando se desea estar en contacto con ellas. Sin embargo siguiendo con sus expresiones “si simplemente te dedicas a mandar spams, a intentar hacerte “amigo” de gente que no conoces realmente, o simplemente si lanzas el mensaje de que estas buscando trabajo lo normal es que la gente te rechace y te conviertas en un pesado”.

Sin embargo queda mucho en el desarrollo de un aspecto tan relevante como las referencias o recomendaciones. Un profesional en búsqueda puede dirigirse a las personas que le conocen (jefes, compañeros etc) y pedirles una recomendación con objeto de crear un listado de referencias que puedan hacer más interesante tu perfil. Igualmente es relevante en este proceso facilitar información sobre las empresas en las que se ha desarrollado la trayectoria profesional mediante enlaces a la web de dichas organizaciones. Todo lo que sea facilitar información relevante a las personas que accedan a un perfil en un proceso de búsqueda es favorable.

De todas formas no hemos alcanzado, en mi opinión, todavía, un nivel de madurez razonable en el uso de las posibilidades que ofrece la red tanto para el buscador de empleo como para los reclutadores. Siguen habiendo muchas dudas sobre la eficacia real de las redes sociales, aunque me consta que ya son muchas las organizaciones, empresas de selección, y head hunters que han desarrollado ya estrategias de reclutamiento en la red, aunque por ahora centradas en los perfiles más jóvenes.

En resumen, para los profesionales menores de 35 años estar en la red es prioritario ya que esta herramienta va a adquirir cada vez más peso como fuente de reclutamiento. Si por el contrario ya eres un profesional senior debes de estar en la red, pero tomando en consideración que las oportunidades profesionales que vas a poder encontrar a través de la ella van a ser mucho más reducidas.

Sin embargo, cuando linkedin acaba de anunciar que dispone de 1,2M de usuarios en España, estar en la red es un aspecto más a considerar. Nadie en búsqueda puede por tanto olvidarse de diseñar una estrategia de posicionamiento en la red  y cuidar su marca personal, aunque no sea probablemente, ésta la fuente más relevante para el acceso a una nueva alternativa profesional.

No hay comentarios: