Experiencias

Rodolfo Salas: Facilitador y potenciador sobre conocimientos de liderazgo, estrategia, marketing y gestión de los negocios.

Fortalezas: Dirigir, inspirar e integrar a otros con una gran energía, Aceptar cambios de forma positiva, Desarrollar relaciones con otros, Ser más visible y Tener un alto grado de compromiso.

sábado, mayo 25, 2013

Una nueva generación laboral


La crisis económica en España ha traído la escasez de trabajo para los jóvenes (especialmente, los nacido en torno la tercer milenio) como nos lo demuestra, desde hace tiempo, los datos de desempleo. Y ello, nos lleva a reflexionar sobre sus oportunidades de desarrollo laboral.

Por un lado, hemos de saber que la guerra del talento a nivel nacional y sobre todo mundial, es una realidad. Las organizaciones continúan requiriendo talento pero este es primordialmente técnico y emprendedor. Por ello, aquellos jóvenes que además de dominar idiomas, acrediten una buena formación técnica y actitudes especiales podrán seguir teniendo oportunidades. Eso sí, estás normalmente las encontraran fuera de sus fronteras. Ello, sin duda, supondrá una experiencia provechosa para ellos pero les exigirá, por un lado, renunciar a ciertos valores que hasta ahora la juventud viene desarrollando, -como, por ejemplo, disponer de una vida personal cerca de su entorno- y por otro lado, desarrollar ciertas competencias personales que normalmente no han sido trabajadas en los centros educativos –como, por ejemplo, la asunción de riesgos, la flexibilidad, la autonomía social o la capacidad para relacionarse en entornos culturales diferentes- .

Por otro lado, muchos jóvenes que no aportan este tipo de talento técnico y emprendedor, tendrán serias dificultades para integrarse satisfactoriamente en el mercado laboral.

En general, todos, -los primeros y los segundos-, verán reducido su nivel de vida en relación del que disponía sus padres (esa generación de empleados que ahora consideramos “mimados” y que denominados “baby boomers”) y la “generación X”.

Todas estas generaciones están involucradas en esta tormenta económica y social.
La crisis económica ha hecho que la situación de tres generaciones sea complicada laboralmente: han bajado sus ingresos, han perdido seguridad en la perspectiva de empleo, su jubilación será peor, la conciliación de la vida personal empieza a ser una leyenda, etc.

Sin embargo, en especial es una responsabilidad de los “baby boomers” como generación saliente, tutelar a las nuevas generaciones. Ellos todavía tienen una función gerencial que desarrollar como educadores de los jóvenes; es decir, los que habrán de ser a los futuros líderes empresariales y soporte sociales.  Esta responsabilidad tiene varias vertientes: personal (los valores, motivos y actitudes han de saberse conjugar con el entorno) y profesional (además de la formación académica, se requieren conocimientos especializados en idiomas, técnicos y tecnológicos).

Es, por tanto, una responsabilidad de todos, –incluido el gobierno y resto de la sociedad civil-, favorecer la incorporación de las nuevas generaciones al mercado laboral, así como su desarrollo personal y profesional.

2 comentarios:

Mg. Ricardo Zalazar dijo...

McKinsey ha publicado un extenso e interesante informe sobre la problemática educativa relacionada con las nuevas generaciones.

El problema es complejo y nos implica a nosotros como educadores. Debemos actualizarnos y estar a la altura del desafío.

En el siguiente link se puede descargar el informe:
http://mckinseyonsociety.com/education-to-employment/report/

Rodolfo Salas dijo...

Gracias Ricardo por tu acertado comentario y por facilitar a la comunidad el link del informe de Mckinsey.

Sigue adelante!!!

Saludos, Rodolfo.