Experiencias

Rodolfo Salas: Facilitador y potenciador sobre conocimientos de liderazgo, estrategia, marketing y gestión de los negocios.

Fortalezas: Dirigir, inspirar e integrar a otros con una gran energía, Aceptar cambios de forma positiva, Desarrollar relaciones con otros, Ser más visible y Tener un alto grado de compromiso.

lunes, junio 06, 2011

Las estrategias sólidas de un nuevo liderazgo

Según estudios realizados recientemente y sobre la base de nuestra experiencia empresarial acumulada, se confirma que brillan por su ausencia las estrategias sólidas de un nuevo liderazgo que sea efectivo.

De este modo, en este contexto de crisis, existen algunas habilidades de los líderes que resultan ser clave para reposicionar a sus empresas hacia un crecimiento rentable y crear un ambiente de trabajo motivador, entonces la propuesta es de considerar estos contenidos destacados sobre el liderazgo que se detallan a continuación:

• Tomar decisiones a corto y largo plazo

Precisamente, los líderes se encuentran bajo mucha presión y tienen que tomar decisiones estratégicas que serán determinantes para el futuro de sus empleados, sus organizaciones y la sociedad en general.

Así, el liderazgo es más que hacer cumplir las tareas, no solo puede quedarse en lograr que las cosas se hagan sino que esta habilidad debe ir acompañada de una perspectiva para que la empresa logre sus objetivos y tenga las bases para crecer a largo plazo.

• Saber inspirar y dar el ejemplo

Es importante recalcar que un líder debe inspirar, y esa inspiración no significa dar los discursos más sofisticados, sino a través de dar el ejemplo (se transmite más con lo que no se dice), y colocar a los empleados en una posición apropiada para que tengan éxito.

• Ser confiables

Los líderes deben ser buenos administradores y ayudar a quienes trabajan con ellos a cumplir sus metas, pero también deben convertirse en ejemplo y en un soporte para que la organización pueda confiar.

• Saber conectarse

No solo los líderes deben contar con experiencia y conocimientos sino también poseer las competencias de inteligencia emocional para poder relacionarse dentro y fuera de la organización.

De tal manera, todos los aspectos relacionados con el liderazgo asumen una particular importancia porque tienen que conectar a los negocios no solo con la empresa sino con la sociedad.

Como conclusión, el ejercicio del nuevo liderazgo debe producir un impacto positivo sobre la rotación de los empleados, la satisfacción de los clientes, en los resultados y en el bienestar de la sociedad.