jueves, agosto 21, 2014

Doce ideas de Robin Sharma para reflexionar

Es sábado y aprovecho un excelente mediodía de primavera, excepcional aquí en Vitoria, para tomar un café en una terraza sombreada y solitaria a estas horas. Leo un libro de Robin Sharma, un escritor motivacional y nómada vocacional, repleto de buenas y breves historias que hacen que mi pensamiento vague sin rumbo. El silencio del parque ayuda, algo que en un par de horas no será posible. Tomo notas rápidas en una libreta y se me ocurre que pueden ser la base de una entrada que compartir con todos vosotros.

Doce fogonazos:
1. “La forma en que haces las pequeñas cosas dice mucho de la forma en que harás las grandes cosas”
¿Cuidas los detalles? ¿Eres amable? ¿Sonríes? ¿Das las gracias? Nada hace pensar que, si hacemos mal lo pequeño, triunfaremos lo grande que, al fin y al cabo, sólo es algo que se compone de muchos pequeños.
2. “Nos convertimos en la persona con la que tomamos café. Nos convertimos en nuestras relaciones”
¿Con quién pasas la mayor parte de tu tiempo? ¿De qué habláis? ¿Qué relación os une? Los que están alrededor nuestro conforman “nuestro mundo” y, en consecuencia, nos engrandecen o nos empequeñecen. En realidad, nada nuevo: dime con quién andas y te diré quién eres.
3. “Las palabras determinan tu estado de ánimo. Sé impecable con tus palabras y tu vida será impecable”
Es así pero ¡ojo! Quizás las palabras más importantes son aquellas que usas cuando te diriges a ti mismo. ¿Has pensado alguna vez cómo te hablas a ti mismo? ¿Siempre piensas en lo peor? ¿Eres tu principal enemigo? ¿Cómo te calificas? En buena medida, hablarás a los demás como te hablas a ti mismo y, enlazando con el punto anterior, hablarás como hablen las personas con las que te relacionas.
4. “Todo el mundo tiene una voz y todos ansiamos que nos la reconozcan”
Si acabamos de detenernos en cómo hablas, a ti mismo y a los demás, ¿has pensado alguna vez en cómo escuchas? Seguro que cuando hablas esperas ser escuchado pero, y tú, ¿escuchas a los demás o haces tiempo para preparar tus intervenciones? Ya sabes que tenemos dos orejas y una boca para escuchar el doble de lo que hablamos pero muy poca gente parece haberse percatado. Claro, ¡si no escuchamos!
5. “Generar ideas sin llevarlas a cabo es una falsa ilusión”
¿Cuántos de tus planes realmente se concretan? ¿Tu vida es un permanente cuento de la lechera? Algunos se pasan la vida haciendo planes y, entre plan y plan, curran un poquito para que se hagan realidad. No, no, no, no. La proporción es exactamente la inversa.
6. “Las preguntas clave preceden a las respuestas clave. La claridad precede a la maestría”
¿Cómo va ese diálogo interior? ¿Alguna vez te preguntas cómo ha ido tu día? ¿En qué la has cagado y en qué lo has bordado? Sin ese diálogo interior de calidad, sin esa autoevaluación es imposible la mejora.
7. “Tu equipo nunca será mejor que tú (aunque no seas el jefe). Tú estableces el nivel al que todos podéis llegar”
¿Te quejas mucho de tus compañeros? ¿Y de tu jefe? ¿Verdaderamente predicas con el ejemplo? ¿Qué haces tú por el equipo? No nos olvidemos que “equipo” puede referirse a muchos escenarios, desde el que formas con tu pareja, tu familia o amigos, hasta el que formas en el trabajo.
8. “La vida siempre podría ser mejor pero la felicidad implica ver las cosas con perspectiva y sentido de la proporción”
¿Vives permanentemente bajo una nube negra? ¿En serio es tan malo todo? Ver sólo lo malo es una enfermedad que padecemos algunos y distorsiona la realidad. Ver lo malo es bueno si nos sirve para tomar acciones que intenten cambiar la realidad. Ver lo malo es letal cuando nos paraliza y nos impide disfrutar de todo lo bueno que tenemos que, muchas veces, es mucho más que lo malo de lo que nos quejamos.
9. “El éxito es el resultado de un delicado equilibrio entre hacer que las cosas ocurran y dejar que las cosas ocurran”
¿Sabes diferenciar entre lo que está en tu mano y lo que no? A veces nos culpamos de cosas en las que ni hemos participado, ni tenemos poder alguno para alterar. A veces, damos lo mejor de nosotros pero los resultados no son los esperados. Saber aceptar esto, sincera y sabiamente, te va a evitar unos cuantos malos ratos gratuitos. Personalmente ha sido una lección muy dura de aprender.
10. “Los resultados brillantes se consiguen alternando periodos de máximo rendimiento con períodos de profunda renovación”
¿Cómo recargas las pilas durante tu día a día? ¿Consigues “desconectar”? El cuerpo y la mente requieren de renovación diaria. Es como si tuviéramos una batería que hay que recargar. Y, ¡ojo!, las baterías no se recargan simplemente apagando el móvil. Elige actividades que recuperen tus niveles (deporte, lectura, simplemente el silencio…) y no confundas esto con mera pasividad.
11. “El fracaso se produce como consecuencia de pequeñas negligencias diarias que se van acumulando hasta provocar un estallido y una ruptura”
¿En serio te sorprendes el día en que explota esa discusión? Puede ser pero, normalmente, la rana se va cociendo en la cazuela a fuego lento. Activa tu termostato y si sientes calor, ¡salta fuera del puchero! Como decía al principio, cuida las pequeñas cosas y vendrán los grandes resultados pero, no lo hagas y vendrán grandes desastres.
12. “Los pequeños progresos diarios producen, con el tiempo, resultados sorprendentes”
Hay una cita de John Henry Newman que dice que “el crecimiento es la única prueba de que vivimos”. Y yo me permito añadir: la única prueba de que crecemos es hacerlo día a día. Mejora sobre mejora alcanzaremos unas dimensiones que simplemente son imposibles de conseguir de un solo salto. Tu vida es como un videojuego, no puedes saltar del primer nivel al último, de la primera a la última plataforma, sin ir poco a poco venciendo a los monstruos de final de fase que nos plantea la propia vida. 

miércoles, agosto 20, 2014

Qué debes hacer ahora para que tu currículo funcione

Los consejos tradicionales no son eficaces, porque los currículos de siempre ya no sirven. La obsesión por distinguirse provoca nuevas estrategias para captar la atención de los reclutadores. Pero no todo vale.

NUEVAS ESTRATEGIAS PARA DIFERENCIARSE. Francisco Jover, un licenciado valenciano en Administración y Dirección de Empresas de 26 años, utilizó la fórmula de la valla publicitaria para dar a conocer su currículo. Es un ejemplo de candidatos a un puesto que buscan la diferenciación en un mercado cada vez más competitivo.

Jack Moore tenía un sueño: trabajar como guionista en una cadena de televisión. Para cumplirlo, decidió hacer de todo menos enviar un currículo (CV). Así creó en Twitter Modern Seinfeld Twitter, desde donde tuiteaba las historias que los protagonistas de la serie Seinfeld –George, Jerry, Elaine o Kramer– estarían haciendo en el mundo de hoy. Esto le proporcionó su trabajo en televisión.
Philippe Dubost es un web productor manager francés que también prescindió del currículo para buscar trabajo. Para ello creó una página en Internet dedicada a su candidatura, inspirada en el portal Amazon.
Ambos casos, junto con la moda de los videocurrículos u otras fórmulas originales, se han convertido en una tendencia de búsqueda de empleo a través de soluciones radicales y poco convencionales. El objetivo básico es diferenciarse en un mar de candidatos que navegan por un mercado laboral cada vez más exigente y complicado.

Un gran porcentaje de los empleos no se publican o ya están asignados antes de iniciar la selección

Es tiempo de desarrollar nuevos métodos de búsqueda, porque el envío de currículos (incluso por Internet), la consulta de portales de empleo o la misma presencia en las redes sociales se revelan como insuficientes.

Un paso necesario, pero que ya no es suficiente
Debes hacerte a la idea de que el currículo es necesario, pero no suficiente para conseguir el puesto que persigues. La simple lectura de la vida laboral ya no permite al reclutador percibir qué tipo de profesional tiene delante. Hoy se tiende a tener en cuenta el peso de la personalidad y de los valores del candidato. Éstas son las herramientas que más ayudan al empleador a valorar cómo encajas en la cultura corporativa.

Cómo reflejar una nueva realidad profesional
Si buscas diseñar un currículo eficaz que te distinga del resto has de reparar obligatoriamente en el hecho de que para los empleadores resultan cada vez más irrelevantes tus éxitos pasados y la forma tradicional en la que los vendes. Piensa si dedicar demasiado tiempo a esto merece la pena cuando buscas un empleo. Quien analiza tu pasado laboral a través del currículo, y trata de pronosticar tu comportamiento futuro, se dará cuenta de que tu historia anterior en otra empresa no suele repetirse en la nueva.

Adapta tu realidad profesional al mercado de trabajo
Puesto que los empleadores muestran cada vez menos interés en la historia que cuentas en tu CV y se interesan más por comprobar qué puedes hacer en realidad, lo lógico será que demuestres que puedes ofrecer verdadero valor para el futuro empleador. Los contenidos de tu CV deben reflejar los talentos y habilidades que eres capaz de ofrecer en el nuevo puesto.

Los empleadores se interesan poco por lo que cuenta tu CV y más por lo que eres capaz de hacer

De la misma forma que debes crear tu propia estabilidad laboral, has de mirar a tu alrededor y generar las condiciones adecuadas. Esto incluye desarrollar habilidades y capacidades que tienen que ver con la flexibilidad y la adecuación al nuevo escenario laboral. Los empleadores valoran la capacidad de reacción inmediata ante una situación cambiante como la que vivimos, porque las empresas no tienen tiempo para planes de formación exhaustivos.

Cómo destacar en un mercado de trabajo oculto
Un gran porcentaje de las ofertas de empleo no se publican o ya están asignadas antes de que comience la selección. Hay quien habla de un mercado de trabajo oculto, y en este escenario laboral el networking adquiere una dimensión extraordinaria para detectar y conseguir los trabajos que no están publicitados.

Una respuesta para un nuevo tipo de ofertas
Tu estrategia respecto del currículo también tendrá que cambiar si tienes en cuenta que se acabaron las ofertas de empleo tradicionales y los anuncios de trabajo de toda la vida. Aparecen nuevas exigencias que responden a una nueva manera de reclutar. Esas ofertas de empleo diferentes tienen que ver con una capacidad para sintetizar los valores de las compañías, y transmitirlos sólo a quien los pueda entender.

Dominar una búsqueda que se convierte en móvil
Entre las estrategias diferentes para rastrear un puesto de trabajo se incluye el uso de los dispositivos moviles, que aseguran rapidez de respuesta y una mejor gestión y organización de los procesos. En mercados como el estadounidense, la búsqueda de trabajo ocupa ya más tiempo incluso que salir de compras. Nueve de cada diez personas que buscan empleo lo harán a través del móvil en los próximos doce meses. Según un estudio del portal Glassdoor, el uso del móvil proporciona mejores oportunidades para ser considerado para un nuevo puesto, ya que permite una respuesta mucho más rápida que la "tradicional" online.

Gestionar la diferencia en los 'perfiles sociales'
Debes ser capaz de gestionar tus "perfiles sociales" porque algunas tendencias internacionales hablan de la posibilidad de que los empleadores puedan otorgar en un futuro cercano una importancia determinante a nuestra actividad en las redes sociales. Así, los siete últimos años de actividad en Twitter, Facebook, LinkedIn y otras plataformas similares pueden ser analizados cada vez que busquemos trabajo. Se nos calificará y juzgará por esa actividad, que podría llegar a tener tanta relevancia como el currículo.
Hay quien piensa que redes como Twitter se han convertido en una nueva bolsa de trabajo en el nuevo currículo. Los reclutadores tienden a soluciones como el uso de esta red social para incorporar ofertas, buscar candidatos e investigar perfiles que puedan resultar interesantes. 

martes, agosto 19, 2014

Un OLE para todos. Tendencias #RRHH 2.0

No, no es lo que parece, este es un post serio aunque las siglas no acompañen y lo esté escribiendo en Sevilla inspirada por Carlos Magro y su pregunta ¿Tiene sentido hablar del PLE de una organización?   Si, este es un post sobre OLE (Organizational Learning Environment): Entornos Organizacionales de Aprendizaje.

Hablaba hace tiempo sobre los PLE (Personal Learning Environment ) o EPA (Entornos Personales de Aprendizaje) en “Tendencias 2.0 de formación y desarrollo profesional, aunque Carlos los describe en su último post de una manera más actual y completa (recomiendo leer). Parece lógico pensar que si todos los profesionales tenemos nuestro EPA para desarrollarnos, adquirir nuevos conocimientos, evolucionar y conseguir, en definitiva, mejores resultados, toda empresa, toda organización debería tener lo mismo, un entorno organizacional de Aprendizaje, un espacio común a todos los profesionales de la empresa, que como organización permita crecer, innovar y mejorar sus resultados convirtiéndose en una organización más efectiva. La gran mayoría de profesionales tenemos un EPA hace tiempo y en muchos casos sin ser conscientes de ello, de la misma manera, las organizaciones disponen de Entornos Organizacionales de Aprendizaje muchas veces espontáneos e informales.
Un OLE debería aglutinar, estructurar y conectar el conocimiento que se genera en la Organización y fuera de ella, que sea de interés común a la organización y al aprendizaje de las personas que la integran. Un OLE debería potenciar la creación de conocimiento nuevo gracias a la inteligencia colectiva de la Organización. Y un OLE, sobretodo, debería mejorar los resultados de la empresa. Este es su ROI más tangible aunque no el único.
¿Cómo tiene que ser ese OLE? Algunas empresas ya han creado una gran plataforma de conocimiento a la que pueden acceder todas las personas y que incluye:
o    Comunidades. Comunidades internas de diversa índole bajo el paraguas de una gran comunidad a la que tenga acceso toda la organización. Nos podemos encontrar una gran Comunidad de Comunicación y diferentes Comunidades de Práctica, Comunidades de Aprendizaje, de Innovación, etc. dónde se comparte el conocimiento y se crea nuevo conocimiento. Algunas de ellas generan nuevos productos, mejora de procesos, nuevas ideas que se aplican a negocio consiguiendo mayor eficiencia, innovación y mejores resultados.  Aquí puedes encontrar una definición de los diferentes tipos de comunidades.
o    Los blogs, esos pequeños tesoros de algunas personas de la empresa, que junto al corporativo y el del CEO, aportan conocimiento para el resto, además de wikis y repositorios de información, revistas electrónicas del sector, etc. dónde se comparta información y conocimiento interno y externo relacionado con la organización, el sector y su actividad. Además de contar con un blogroll con información de los blogs de profesionales externos referentes en el sector.
o    Inteligencia de mercado. Las organizaciones que crecen son las que escuchan al mercado, que conocen como evoluciona la competencia, que saben lo que se está hablando de ellas fuera de sus puertas, analizan las tendencias y responden a las nuevas necesidades. Existen herramientas de análisis y escucha de conversaciones 2.0 muy efectivas como Brandchats por ejemplo.
o    Redes Sociales. Por supuesto, este OLE debe integrar nuestras redes sociales (de empresa, de nuestras marcas) también para escuchar al mercado de una forma más proactiva, las redes sociales nos permiten conversar con nuestros clientes y usuarios y conocer sus necesidades, sus gustos, sus tendencias. Nos permiten conectar con el mercado, compartir información de nuestra empresa con ellos, adelantarnos a sus necesidades e innovar.
o    Espacio de formación. Debería integrar los espacios “formales” de formación: E-learning (y sus variantes Mobile Learning…), MOOC’s y foros para acompañar a la formación presencial antes y después de la presencialidad.
o    Streaming. En algunos casos – para nota- introducen un espacio de streaming, con conexión con eventos y conferencias de interés general para la organización, junto con un calendario informativo de los eventos.
o    Socialnetworking. Y como no, uno de los aspectos más importantes para nuestro desarrollo y aprendizaje, las personas. Es imprescindible que el OLE de la empresa esté conectado a otras comunidades abiertas y externas, del sector, en las que podamos compartir información, conversar, relacionarnos, posicionarnos y ampliar nuestra red de contactos.
o    ARS. Además es obligatorio tener indicadores y poderlos medir y evaluar mediante herramientas de Análisis de Redes Sociales para poder mejorar y desarrollar ese OLE.

Y  todo ello en el mismo espacio, una interface amable, escalable, ágil, rápido. PERO….¿QUIÉN ES EL RESPONSABLE DE CREACIÓN Y GESTIÓN DEL OLE? El PLE es personal y se lo diseña cada profesional a su medida y necesidades, pero en el caso del OLE muchas son las áreas funcionales dentro de la empresa que pueden aportar conocimiento para su creación, diseño y gestión, igual que ocurre con muchos proyectos transversales en las empresas. En el OLE puede intervenir desde el área de Recursos Humanos, Comunicación, Marketing y Social Media, Tecnología, hasta las áreas de Innovación, Gestión del Conocimiento… en su creación y diseño. Pero, ¿y en su gestión posterior? ¿Quién se encarga de gestionar y curar el contenido? ¿Quién se encarga de recoger las nuevas aportaciones de las personas de la organización para co-crear conjuntamente? ¿Quién se encarga de filtrar la información que llega del mercado? …
Difícil de contestar ya que engloba todas esas prácticas y algunas más. Considero que un OLE es algo muy estratégico para la compañía por acompañar en la mejora de resultados y cifra de negocio de la empresa y no se puede gestionar a través de una “Responsabilidad Compartida”. Y ahí dejo la pregunta: ¿Creéis que debería crearse un nuevo departamento estratégico dentro de la compañía responsable de ese OLE?
Gracias por llegar hasta aquí en la lectura del post;-) 

lunes, agosto 18, 2014

3 preguntas que puedes hacerte para mejorar tu Liderazgo

Las vacaciones, que en mi caso comienzan mañana viernes por la tarde-noche, me parecen una ocasión excelente para reflexionar sobre nuestro Liderazgo.
He estado leyendo en la red un artículo muy interesante de J V Crum III, fundador de ConsciousMillionaire.com, emprendedor, coach ejecutivo, conferenciante y autor del libro “Conscious Millionaire: Grow Your Business by Making a Difference” (El Millionario Consciente. Haz crecer tu negocio marcando la diferencia). En él comenta (y un servidor coincide con su análisis) que las empresas que tienen éxito no lo logran por casualidad, sino como consecuencia de un liderazgo especial. Y cita al gran Jim Collins (‘Good to great’): “Si una organización desea afrontar los retos de un mundo cambiante, ha de estar preparada para cambiarlo todo excepto sus creencias básicas en su salto evolutivo. La única vaca sagrada que una organización debe mantener es su filosofía básica de la forma de hacer negocios”.
El autor nos propone tres preguntas simples para reinventar nuestro modelo de Liderazgo:
1. ¿Tienes una visión clara y ardiente (“fire-burning” es el adjetivo que utiliza) sobre lo que quieres conseguir?
2. ¿Cuentas con un Equipo de personas que no solo creen en esa visión, sino que les inspira para dar lo mejor?
3. ¿Tienes clientes leales que conectan y sienten que forman parte de la organización a causa de tu visión?
Estrategia, Equipo, Energía. Las 3 E que componen el Liderazgo (ya sabes: marcar la pauta, hacer equipo, infundir energía).
Respecto a la necesidad de una visión, JV Crum III cita al reverendo Theodore Hesburgh, presidente emérito de la Universidad de Notre Dame: “La verdadera esencia del Liderazgo es tener una visión. Ha de ser una visión que articules con claridad y fuerza en cada ocasión. No puedes tocar una trompeta incierta”.
Para potenciar la importancia del Equipo, utiliza la famosa frase de Antonie de Saint Exupéry: “Si quieres construir un barco, no selecciones gente para recoger madera y no les asignes tareas y trabajo; es mejor enséñales la inmensidad del mar”. Se trata de convertir la visión en claridad, a partir del equipo. La ejecución es el 90% de la Estrategia.
Y sobre la tercera pregunta, nos propone algo más conocido: “Nuestro recurso más valioso es nuestra gente. Aprovecharan la visión para marcar o no. La visión puede crear entusiasmo o resistencia. Si puedes ayudarles a imaginar el dibujo de la compañía y su responsabilidad para que la cree y se beneficie de él, estás dando pasos en el diseño de una visión compartida basada en valores compartidos. Es la gasolina que llevará a tu empresa a la siguiente generación” (Atlantic Consultants).
Los clientes fidelizados han de ser una tribu profundamente conectada con la visión, la misión y los valores de nuestra organización. “La pasión debe brillar en nuestros productos, nuestra calidad de servicio y la interacción entre nuestros equipos”.
Estrategia (Visión), Equipo (para ejecutarla) y Energía (para hacerlo de la forma más eficiente –en recursos- y eficaz –en logros-).
Las tres preguntas apelan, sucesivamente, a nuestros tres cerebros: el visceral (que compartimos con todos los animales), el emocional (que solo tenemos los mamíferos) y el racional (prácticamente exclusivo de nuestra especie). La cuestión sobre la Visión está ligada a nuestra capacidad de anticipación y nuestro lenguaje (que actúan en el neocórtex). La cuestión sobre el Equipo es básicamente de inteligencia emocional (y, por tanto, del sistema límbico). La cuestión sobre la Energía (trasladada a los clientes) es puramente visceral, instintiva. El/la mejor líder es quien utiliza mejor sus tres cerebros, diseñando el futuro atractivo, llevando a la realidad emotivamente (con un equipo ganador) y contagiando a los clientes a través de la acción. Es simple (tres variables), pero complicado, porque las personas más intelectuales (capaces de lanzar una visión prodigiosa) no suelen ser tan emotivas (como para inspirar al equipo hasta la gloria); las personas más impulsivas (de acción, de contacto con el cliente) no suelen articular adecuadamente una visión inspiradora. Optimizar los tres cerebros es una tarea apasionante que parte del autodiagnóstico y requiere de mucha disciplina (con un/a coach, mejor).
La peli con Phillip Seymour Hoffman de hoy ha sido ‘Los idus de marzo’ (2011), dirigida por George Clooney. La he visto de nuevo en DVD, en versión original subtitulada. Un reparto fabuloso (Ryan Gosling, Clooney, PSH, Paul Giamatti, Marisa Tomei, Jeffrey Wright y Evan Rachel Wood) para una historia sobre elecciones (unas primarias que son prácticamente unas presidenciales). Un relato sobre la política en esta sociedad del espectáculo. Hablé de ella en este blog, la contrapuse a ‘La Dama de Hierro’ en ‘Del Capitalismo al Talentismo’, remarcando las que me parecen las principales frases de la cinta: “Cada vez que trazo una línea en la arena tengo que desplazarla”, le dice el gobernador (Clooney) a su esposa. Lo mejor es “la capacidad de ganarte el respecto de la gente, transformando su miedo en amor por ti”. Y al candidato, le recomienda: “Has roto la única regla de la política. ¿Quieres llegar a ser presidente? Puedes empezar una guerra, puedes mentir, puedes engañar, puedes hundir al país en la bancarrota… pero no te puedes tirar a una becaria”. Y al joven Stephen (Ryan Gosling), le dice: “No importa lo que pienses. Importa lo que hiciste, ¡y lo que no hiciste!”.
Mi gratitud a J V Crum III (leeré su libro sobre el Millonario Consciente) y a Clooney, por una película tan interesante como anfitriona de la reflexión. 

domingo, agosto 17, 2014

Reflexiones para ponerte en forma

Para muchos, las vacaciones ya están en marcha. Enhorabuena, te las mereces. Ahora lo importante es que te olvides de tu jefe, de tu trabajo, de tu equipo y de toda tu rutina diaria que tanto nos va desgastando sin darnos cuenta. Seguro que ya tienes todo planeado o estás a punto de hacerlo. Si aún estás dando vueltas a la cabeza… permite que te haga algunas sugerencias por si te pueden ayudar… ¡Ahí van!

♦ Cómprate el móvil más barato del mercado, que no tenga “datos” y úsalo para recibir llamadas “muy necesarias” sólo de tu familia o tus amigos. Tu Smartphone  habitual déjalo en casa, en el lugar más recóndito posible. Al empezar las vacaciones envíale un WhatsApp a tu jefe, advirtiéndole que tu mujer y tus hijos te han pedido, que si de verdad te importa la familia, dejes el dichoso aparatito durante unos días. Seguro que notarás un alivio que será tu mejor medicina veraniega.
♦ Busca un lugar de descanso que se parezca lo menos posible a tu hábitat habitual. Deja atrás el supermercado, la parada del autobús, el colegio de los niños, el gimnasio, los vecinos… Todo aquello que te pueda distraer de tu merecido descanso. Pero ¡Ojo!, no pienses sólo en ti. Tu mujer/marido y tus hijos esperan de ti lo mejor. Las vacaciones son un momento ideal para recuperar el tiempo perdido. Los planes familiares suelen ser muy gratificantes. Convierte en realidad ese deseo tuyo cuando dices que la familia, para ti, es lo más importante.
♦ Resérvate un  rato cada día para ti, para pensar, simplemente pensar. El silencio también es muy bueno. Durante el curso has vivido momentos de gran tensión. Infinidad de reuniones, miles de correos, conflictos de todo tipo, decisiones difíciles… Es posible que hayas estado estresado, siempre al límite, haciendo muchas cosas en el último minuto… Todo aquéllo, que tú y yo, sabemos que genera una situación que nos pone al borde de la “crisis”. Ahora es el momento de la terapia. Dejar volar la imaginación. A veces el silencio es el mejor camino para encontrar lo que buscas. Pero, insisto, no dejes a tu familia… Sobran prisas y falta reflexión.
♦ Elige un par de libros que pienses que te pueden relajar, divertir… No caigas en la tentación de comprarte el último ensayo del “gurú” de turno. “El ejecutivo al minuto” o “¿Quién robo mi queso”? están muy bien en la librería de tu despacho, pero no en tu maleta. Tampoco es recomendable leer la prensa sensacionalista que nos presentan unos escenarios excesivamente “crispantes”. Olvida la política, solo trae quebraderos de cabeza. Busca únicamente lectura que de verdad te distraiga y te haga pasar un buen rato.
♦ Ejercicio físico. Es de lo más sano, y sobre todo te deja como nuevo. Muchas veces te has dicho que no tienes tiempo para el deporte, pero no es verdad. No te falta tiempo, lo que te falta es fuerza de voluntad  y además no priorizas bien. Ahora tienes una oportunidad de oro. Pon la tabla de “windsurf” en el portamaletas del coche, o las raquetas de tenis o simplemente las zapatillas para caminar. El senderismo te permite compaginar el deporte con tu familia, ya que lo podéis hacer todos juntos. Este deporte mejora las relaciones, cansa (este tipo de cansancio es fantástico) y abre el apetito.
♦ Comida. Daros algún que otro homenaje. Es una actividad magnífica para el encuentro con los amigos, familiares…, pero ¡Ojo al colesterol! Según el Doctor Valentín Fuster, el ideal es una dieta mediterránea, que no se sabe exactamente cómo protege, pero si se sabe que debe ser muy variada. ¡Ese aperitivo en el chiringuito de turno! sabe a gloria… Las copillas por la noche con la pandilla, una delicia… Si además eres un “chef”, ésta es tu ocasión de oro para deleitar a los tuyos con un buen menú y tu pasártelo como un enano. No olvides el mandil, las tenazas, las cacerolas…
♦ Se ha hablado hasta la saciedad de la “zona de confort” en sentido negativo. Por una vez en tu vida “No salgas de la Zona de Confort”, disfruta de ella. Sal de la “horma” en las que estás encorsetado y mira el mundo con otros ojos. Hay muchas cosas bellas a tu alrededor. Un amanecer, una puesta de sol, un bosque, un acantilado, una ola, unos pescadores preparando sus aparejos, una anciana sentada a la puerta de su casa… Muchas, muchas cosas… Las vacaciones son una fuente inagotable de sorpresas…
♦ Relación con tu pareja. Dicen que las vacaciones, al estar tanto tiempo juntos, no es la mejor época para solucionar los posibles problemas que pueda arrastrar la pareja. ¡Falso! Es una oportunidad fantástica. Descansados, sin agenda, sin prisas… Una vez superado el estrés, las cosas se ven de otra forma. Aprovecha la oportunidad para salir solos, de hacer alguna que otra cena romántica, de invitar a los amigos a compartir con vosotros. Los niños serán grandes cómplices. Situación única para hablar y hablar… Tengo algún amigo al que las vacaciones han sido su remedio al “desamor”.
 No te olvides de los que no van a poder tener vacaciones. Mucha gente se va a quedar en casa por circunstancias diversas, y tal vez la económica sea una de las más fuertes. Hay familias en situación de pobreza, sin un sueldo que entre en su casa. Todos sin trabajo y con una familia a cuestas… No podemos olvidarnos de esta gente. Te propongo una idea: dar el 5% del presupuesto de las vacaciones a alguna asociación, de las muchas que hay hoy, para ayudar a estas personas que no tienen la fortuna de disfrutar unas vacaciones como las que vamos a tener tú y yo. Te aseguro, que esta aportación te hará sentirte mucho mejor. Será la guinda…

No sé si estas reflexiones te habrán servido de algo, pero por encima de todo: “Te deseo que seas muy feliz y que hagas feliz a los que te rodean”.

sábado, agosto 16, 2014

Líderes iluminados

En el futuro, los muros que tradicionalmente han delimitado las fronteras entre lo que posees, controlas o a quién empleas y dónde trabajan, dejarán de tener sentido. En cambio, lo que definirán las fronteras serán membranas permeables definidas por valores, propósitos y objetivos; las organizaciones se mantendrán unidas por un mecanismos, de conexión y compromiso, enraizados en la libertad de elegir en vez de sistemas de coerción y control. 
El ejercicio del liderazgo es inversamente proporcional al ejercicio del poder; de ahí, que las relaciones más productivas son, en su esencia, asociaciones mutuas. 
Los líderes de hoy necesitan realizar cuatro cambios para que sean efectivos como tales.
Primero: que la definición de lo que es el interior y el exterior de la organización se defina por la relación con la esencia de los valores centrales, los objetivos y los propósitos de la misma.
Todas las organizaciones se caracterizan por acciones duales: preservar el núcleo (la esencia) y estimular el progreso. 
De un lado, la organización se mueve por una serie de valores intrínsecos y propósitos que cambian poco -si es que cambian algo-, a lo largo del tiempo; por el otro, se estimula el progreso (cambio, mejora, innovación y renovación) en todo aquello que no forme parte de esos valores intrínsecos y del propósito.
En las grandes organizaciones, los valores esenciales se mantienen inamovibles, mientras que las prácticas operativas, las normas culturales, las estrategias o las tácticas, los procesos y las estructuras, e incluso los métodos, cambian continuamente como respuesta a las realidades cambiantes del entorno.
Las organizaciones que mejor se adaptan a este mundo cambiante saben siempre qué es aquello que nunca debería cambiar; tienen unos principios que actúan como un ancla que les fija y les guía; y alrededor de éstos, puede moverse más fácilmente cambiando todo lo demás. Saben la diferencia entre lo que es sagrado y lo que no lo es. Es la diferencia entre aquello que nunca debería cambiar y todo lo que debería estar siempre abierto al cambio; entre lo que representamos y creemos, y cómo hacemos las cosas. Los valores esenciales y los propósitos son el pegamento que mantiene unidas a las organizaciones, al tiempo que éstas se expanden, descentralizan globalizan y adquieren diversidad. Los valores esenciales y los propósitos definen el carácter eterno de cada gran organización, un carácter que perdura más allá de la presencia de un grupo de individuos o de líderes. En las mejores organizaciones, los líderes están siempre al servicio de los valores esenciales. El ser miembro se define por la capacidad de compartir esos valores esenciales, ese propósito común.
Segundo: construye mecanismos de conexión, y de compromiso, que estén enraizados en la libertad de elección, en vez de confiar en sistemas de coerción y control.
No puedes establecer valores y propósitos comunes y compartidos y esperar que todo, por sí sólo, permanezca unido. Necesitas de mecanismos tangibles que estimulen el compromiso requerido para producir resultados. En cualquier caso, estos mecanismos dependerán cada vez más de compromisos realizados de manera libre y que garanticen una amplia autonomía operativa, y no sustentados en una base de coerción y control.
El modelo de compromiso con libertad requiere de una inversión previa muy elevada en lo que es proceso de selección de las personas adecuadas. Es un modelo que no intenta amoldar a las personas para que sean lo en que realidad no son. 
La gente frecuentemente pregunta: “cómo podemos conseguir que los individuos compartan nuestros valores esenciales”. La respuesta es que “no se puede conseguir“. No puedes abrir a una persona insertándole nuevos valores dentro. La clave consiste en buscar, atraer y seleccionar a personas que tengan una predisposición a compartir esos valores esenciales, de manera que se cree un entorno que, de forma consistente, refuerce esos valores, fortaleciendo los mecanismos de conexión y compromiso. Si, en primer lugar, seleccionas a las personas adecuadas -y ellos eligen tu organización- no necesitas controlarlos. No necesitan horarios fijos. No necesitan ir a oficinas donde tengan que ser observados. No necesitan reglas. 
Lo que has de hacer es guiarlos, enseñarles, darles una dirección, proponerles objetivos claros acordando de forma común los tiempos y tener mecanismos de compromiso y conexión; pero no necesitas controlarlos. La mayoría de los gestores infra-invierte en los procesos de selección, e intenta corregir esos errores a través del control y la sobre-dirección. Si eliges a la gente adecuada, no necesitas moldearla. De hecho, en el momento en que piensas que necesitas moldear y controlar a una persona has realizado una selección errónea.
Tercero: acepta el hecho de que el ejercicio del verdadero liderazgo es inversamente proporcional al ejercicio del poder.
El trabajo mejor (y más innovador) nace del compromiso, real y libremente acordado, entre las personas dentro de un espíritu de asociación; no proviene de jefes diciendo a las personas lo que han de hacer. El liderazgo no puede ser asignado o entregado por poder o por la estructura; solamente se es líder cuando las personas siguen tu liderazgo teniendo la libertad de no hacerlo.
Al tiempo que las personas se encuentran cada vez más cómodas con la ambigüedad, cambiarán el modelo de trabajo único por un modelo multi-clientelar, restándole a una organización individual (o líder) poder sobre sus vidas y sus entornos.
Todas aquellas personas que perdieron sus trabajos de golpe acabaron entendiendo que una baja ambigüedad (un único trabajo) conlleva un riesgo (y un coste) muy alto (tener todos los huevos en la misma cesta).
Hoy ya podemos ver los cambios en dirección a este modelo de menor riesgo (multi-clientelar) al observar cómo los antiguos ejecutivos critican la falta de lealtad de la nueva generación. Pero no es cierto que haya menos lealtad en la nueva generación. La nueva generación sencillamente da menos poder a una única organización; son menos serviles, ya que tienen mayor libertad. Estos ejecutivos que protestan confunden servilismo hacia el poder con lealtad a la causa. Los ejecutivos necesitan cultivar la lealtad a la causa y liberarse de la dependencia del servilismo al poder. 
Estamos viendo un cambio donde nos alejamos de la propiedad sobre las personas en cualquiera de sus formas, incluyendo el trabajo (una forma moderna de propiedad sobre las personas al ser dueños de su tiempo). Las relaciones serán, cada vez más, vistas como joint-ventures.
Cuarto: los muros tradicionales se están disolviendo, así que absorbe esta realidad.
Nos movemos hacia un mundo donde el concepto de paredes y muros está comenzando a ser cada vez más arcaico, y no es necesariamente útil. Las corporaciones más progresistas han desechado la idea de que pueden existir en un entorno cerrado de actividad privada. La revolución de los clientes, por ejemplo, refleja la disolución de los muros que las compañías intentaron construir entre compañías y clientes. Los sistemas sociales que a la larga estarán mejor preparados para responder a las necesidades espirituales y materiales de la mayoría de las personas tienden a distribuir, en vez de concentrar, el poder.
Jim Collins, experto en Liderazgo y Management. Autor de Empresas que sobresalen (Good to Great).

viernes, agosto 15, 2014

Orientación hacia el mercado a través de una estrategia de marketing sustentable

A través de los años las empresas aplican diferentes enfoques en las Estrategias de Marketing orientadas hacia sus mercados, estableciendo una forma de cultura organizativa en la que el mercado, los clientes y los competidores son el eje central de las Operaciones de la Organización en un conjunto de tareas desarrolladas para generar, o bien, mayor valor al cliente, o bien, maximizar la rentabilidad sin poner demasiado empeño en la calidad.

Una de las estrategias implementadas es la que se orienta hacia un Enfoque de Producción. El mismo sostiene que los consumidores favorecerán aquellos productos que sean fáciles de conseguir a bajos precios. En las actividades de Marketing prevalecerán la eficiencia en la producción con bajos costos y la distribución masiva con mano de obra barata, en donde se pretende ampliar rápidamente el mercado.

Otra estrategia se orienta hacia el Enfoque de Producto, entendiendo que los consumidores valorarán aquellos productos que otorguen mejores resultados, características innovadoras y la mayor calidad aportada. Los esfuerzos de Marketing atenderán una mejora continua tanto del producto como de los procesos productivos, como así también en las tareas administrativas. Las campañas apuntarán a una actividad de comunicación constante, la distribución masiva continua y la venta con precios razonables.

El Enfoque de Ventas supone que la empresa triunfará basándose en ventas masivas. Lo que se busca es mayores márgenes a través de una venta intensiva mediantes técnicas de ventas por catálogo, telemarketing o servicios o productos que en ocasiones el consumidor no busca. Este enfoque puede significar un riesgo en el caso de que la empresa no esté preparada para un cambio en sus procesos productivos, la adaptación a cambios tecnológicos o la orientación hacia nuevas necesidades del consumidor.

A partir de aquí se produce un quiebre, donde Organizaciones con verdadera cultura comercial orientan sus acciones hacia un Enfoque de Marketing, centrándose en desarrollar productos adecuados para los consumidores. La clave radica en que las empresas logren sus objetivos siendo más eficaces que la competencia a la hora de generar, ofrecer y comunicar un mayor valor, detectando necesidades mediante investigaciones de mercado, y a partir de allí, diseñar y comercializar productos adaptados a los deseos y necesidades del consumidor.

Si la empresa desea avanzar y mejorar continuamente sus prácticas, puede dar el siguiente paso hacia un Enfoque de Marketing Holístico mediante el desarrollo, diseño y aplicación de procesos y actividades de Marketing, reconociendo que todo importa, siendo necesario adoptar una perspectiva amplia e integrada. Esto implica incluir componentes de Marketing Relacional que tiene por objeto establecer relaciones firmes y duraderas con las personas o con otras Organizaciones. La clave es apuntar hacia los consumidores, proveedores, distribuidores, gobierno y otros socios estratégicos, creando fuertes vínculos económicos, técnicos y sociales entre las distintas partes. Esto crea redes de Marketing con el fin de recopilar información del consumidor, información demográfica, psicográfica, preferencias de comunicación y distribución, nuevos canales de venta y mayor posibilidad de que el cliente interactúe con la empresa a través de las campañas en medios sociales gracias a la explosión de redes en Internet. El objetivo es generar un mayor nivel de lealtad dando prioridad al valor y calidad de vida del cliente mediante un Marketing Integrado que planifique actividades y coordine programas de fidelización.

Finalmente para que la estrategia resulte completa es necesario complementar con otra práctica más. La misma se traduce en un Enfoque de Marketing Sustentable, que abarca por un lado el Endomarketing es decir un Marketing Interno, siendo esta la tarea de contratar, entrenar y motivar al Capital Humano idóneo para crear lazos adecuados con buenas prácticas primero desde adentro de la Organización (Cliente Interno), lo que repercutirá favorablemente en los lazos con el cliente externo (consumidor). Y por otro lado implementar prácticas de Marketing Social o socialmente responsable que fortalezca el papel de las empresas en relación a su compromiso con el bien público, apoyando campañas para modificar conductas, acompañar causas de interés social mediante auspicios de eventos puntuales, donar un porcentaje de los ingresos obtenidos por una causa concreta, apadrinar a alguna institución o impulsar una fundación, abogar por los derechos humanos y aplicar prácticas empresariales para el cuidado del medio ambiente mediante procesos que generen el mínimo impacto ambiental. En este sentido, la sustentabilidad es lo que hoy debe imperar en la práctica empresarial como una forma de gestión que otorgue resultados sociales, ambientales y por supuesto, económicos. Gracias por compartir este espacio conmigo. 

Gustavo Sarnari. Director Asociado de Grupo CoSMO y Centro Pyme 2.0 – Co-Editor de Estrategia & Negocios – Titular de GS Consultora Desarrollo & Educación Organizacional – Miembro de ACICA Asociación Civil Iberoamericana de Capacitación y Asesoramiento – Licenciado en Educación y Gestión Institucional por la Universidad Nacional de Quilmes – TS en Marketing por el IS San Pablo de Villa Constitución – Posgraduado en Formación Docente con especialización en Educación Superior por el IS San Nicolás de Bari de San Nicolás.