lunes, julio 07, 2014

5 habilidades de las personas innovadoras

Antes de describir las habilidades que son necesarias para poder innovar en el mundo empresarial, vamos a comenzar definiendo qué es la innovación y en qué se diferencia de la creatividad.
Podríamos decir que innovación es la creatividad aplicada con éxito de forma que aporta valor. Normalmente innovamos para encontrar nuevas soluciones a retos o problemas.
Se innova cuando se entiende al cliente. Porque justamente, la diferencia entre invención e innovación reside en la aceptación del mercado. Por tanto, serán los clientes los que determinarán si tu propuesta "innovadora" es o no buena.
Para que exista innovación debe existir creatividad, aunque esta por si sola no garantiza la innovación. Si el resultado de la idea creativa es algo que además de ser nuevo aporta valor respecto a lo que teníamos anteriormente, podemos llamarlo innovación.
Existen 5 habilidades fundamentales que componen el ADN del innovador:
1. Asociación
Los innovadores piensan diferente porque relacionan aquello que no está relacionado a priori, conectando experiencias previas con otras nuevas creadas por ellos.
Cuanto más diversos sean los conocimientos que posea nuestro cerebro más conexiones podrá hacer cuando reciba nuevos aportes de información que puedan, a su vez, generar nuevas asociaciones que permitan descubrir nuevas ideas.
Las personas innovadores continuamente se están planteando preguntas del tipo "¿Qué pasaría si combinamos esto con aquello?". No temen realizar combinaciones de ideas poco comunes.
2. Cuestionamiento
"La formulación de un problema a menudo es más importante que su solución", Albert Einstein.

Los innovadores son unos grandes interrogadores que muestran pasión por la indagación, desafiando el status quo continuamente. Les encanta preguntar: "Si intentáramos esto, ¿qué ocurriría?". Se plantean preguntas para entender cómo son realmente las cosas, por qué son así y cómo se puedan cambiar o alterar.
Colectivamente, sus preguntas provocan nuevas percepciones, conexiones, posibilidades y direcciones.
3. Observación
Los innovadores son intensos observadores. Observan atentamente el mundo que los rodea (consumidores, productos, servicios, tecnologías y empresas...) y, a menudo se dan cuenta de aquello que no funciona. También, en ocasiones les resulta de gran utilidad observar cómo personas de distintos entornos o sectores han encontrado una manera diferente de resolver un problema.
Cuando se involucran en este tipo de observaciones empiezan a establecer conexiones entre datos aparentemente no relacionados que pueden generar inusuales ideas empresariales.
4. Networking o creación de redes de contactos
A los innovadores les apasiona conocer a personas distintas con trayectorias diferentes para ampliar su propio conocimiento, dedicando mucho tiempo y energía a encontrar y probar ideas a través de una variada red de personas cuyos entornos y puntos de vista difieren radicalmente.
En lugar de limitarse a crear relaciones sociales o conseguir recursos, buscan activamente nuevas ideas hablando con personas que pueden ofrecer una visión radicalmente distinta de las cosas. Podríamos decir que la diversidad de la red de contactos es directamente proporcional a la diversidad de ideas que puede generar.
5. Experimentación
Los innovadores están continuamente probando nuevas experiencias y poniendo en práctica nuevas ideas. Visitan nuevos lugares, prueban nuevas cosas, buscan nueva información y experimentan para aprender cosas nuevas porque amplían la diversidad de sus conocimientos e incrementan su capacidad para innovar.
La experimentación es la mejor vía para responder a nuestros "qué pasaría si..." cuando buscamos nuevas soluciones. Son la llave de la innovación porque casi nunca salen como esperas, lo que te permite aprender mucho de la propia experiencia.
Conclusiones:
Los innovadores desean activamente cambiar el status quo y asumen con regularidad riesgos importantes para que el cambio tenga lugar. Para ello, se niegan a que otras personas dicten sus pasos: dedican un 50% de tiempo más a actividades de descubrimiento. Entienden que cumplir sus sueños de cambiar el mundo significa que tienen que invertir una considerable cantidad de tiempo tratando de descubrir como cambiar el mundo.
Por todo ello, ¿te consideras una persona innovadora?